Pozo de luz

Icono

De todo un poco y un poco de todo

Viaje a Ronda 1

Tras la ventana de nuestra habitación está Ronda . Bueno, la verdad es que está a ocho Kilómetros, puesto que en este viaje nos hemos propuesto conocer un poquito de esta ciudad,solo un poquito. La verdadera excusa ha sido encontrar un lugar donde descansar el cuerpo a nuestra manera; y como no, la mente.
Hemos elegido un hotel llamado Molinodelarco . Se trata de un cortijo de más de 300 años que ha sido totalmente remodelado y sus dependencias originales, tales como establos, o pajareras, han sido transformadas en preciosa habitaciones a las que no les falta un detalle; bueno, uno si: la escobilla del water.
Nuestra habitación se llama “Perdigón”, es la numero diez y está situada en la planta baja del ala derecha del hotel. Tiene una distribución magnífica, puesto que entras, a mano derecha encuentras un armario vestidor en el que te puedes cambiar y esparcir tu ropa en esta ámplia estancia sin necesidad de dejarla repartida por toda la habitación, algo que los muy desordenados como yo, agradecemos efusivamente.
Sigues por el pasillo y tras bajar dos escalones, entras al dormitorio, amplio, con dos camas de cuerpo y medio juntas un galan de noche que tendrá más de cien años, pero que es bellísimo porque conserva su belleza original. A mano derecha del dormitorio se encuentra el cuarto de baño, con una potente ducha, como es de ley en cualquier hotel que se precie. Es ámplio pero le falta la escobilla del water, algo que me ha creado situaciones escatológias peculiares en pos de mantener la taza limpia entre las actuaciones del servicio de limpieza.
A la izquierda del dormitorio se haya una sala de estar en la que hay una mesa de madera, al estilo de los antiguos escritorios, situada en la pared derecha, lugar donde estoy escribiendo con mi portatil en este momento. El hotel dispone de Wifi, algo que se agradece. En el salón también hay un sillón comodísimo, una mesa central, un sofá incomodo y una televisión pequeña que se agradece.
Las noches en el hotel son mágicas, duermes como un lirón careto, acompañado por el relajante ruido de dos piscinas cuyos chorros de agua hacen que uno piense que está en la Alhambra, por ese ruido tan sutil y relajante que tan inteligentemente supieron los árabes aprovechar…

Anuncios

Archivado en: Viajes

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

View my FriendFeed

Wakoopa 2

Software tracking

Me visitan

Sigue esta campaña

Add to Technorati Favorites

Delicious

Top Clicks

  • Ninguna
A %d blogueros les gusta esto: