Pozo de luz

Icono

De todo un poco y un poco de todo

Lo bueno y lo malo de Málaga

Venimos de Málaga. Da gusto ir por las calles del centro y tomarse un Té moruno con unas pastitas al lado de la Catedral ( os lo recomiendo). Tras esta parada árabe, fuimos a ver la exposición de Max Ernst en el Museo Picasso, donde pasamos un mal rato gracias a la mala educación de algunos de los guardas-guías-policías o “yonoséquecarajoson”, que con pinta de maton@s de las triadas japonesas, se nos acercó mientras mi mujer me explicaba las técnicas empleadas por Ernst en alguno de sus cuadros mientras señalando la obra en cuestión. Pues bien, la buena moza se acercó a nosotros acusándonos de tocar el cuadro, cosa incierta.  Se lo dijimos de buenas maneras algo que ella (la guardesa del calabozo) desconoce y siguió acusando. Bajamos de la segunda planta hasta la primera, y he aquí que la chica nos siguió (por si robabamos algo).  Entramos en la sala nueva y la pitbull le dijo algo a su superiora (todo ello, delante nuestro), tras esto se dirigió a otro empleado quien disimulando mal, se dirigió a nosotros mientras veiamos unas obras que estaban dentro de unos cristales de considerable grosor, y acusó a mi mujer de tocar el cristal. A partir de ahí todo hostigamiento, puesto que ya nos pusimos serios con el tema. En resumen, nos fuimos.

La exposición una maravilla. Lo que queda de Picasso en Málaga es el negocio de sus hijos, puesto que las obras buenas no están allí, y hay mucha morralla. Pero desde luego lo que no hay es educación por parte de algunos trabajadores del museo.

Por el contrario nos fuimos a cenar al restaurante del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga. Alucinante cocina, un servicio exquisito y un precio justo. Es un sitio que recomiendo de verdad.

Por cierto que hay una librería en la calle Echegaray que es una delicia, Pequeñita, selecta e incluso con puestas en escena de sus productos. No recuerdo el nombre pero me gustó, aunque compré un libro de Hemingway en una librería de la Alameda, cuyo nombre tampoco recuerdo, pero que no tiene pérdida, es la única.

Lo de las librerías y mi ilusión es porque en Estepona solo se pueden comprar libros en las grandes superficies y ya sabéis que es lo que hay allí.

En resumen, han sido dos días muy gratos, la verdad. Nos encanta Málaga.

Anuncios

Archivado en: Viajes

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

twitter

View my FriendFeed

Wakoopa 2

Software tracking

Me visitan

Sigue esta campaña

Add to Technorati Favorites

Delicious

Top Clicks

  • Ninguna
A %d blogueros les gusta esto: