Pozo de luz

Icono

De todo un poco y un poco de todo

Un Día maravilloso, es un día sin furia

Uno de los mayores placeres que uno puede practicar sin bajarse los pantalones o sentarse a comer, es conocer el entorno. En mi caso llevaba años sin ir a Casares, es más creo que 5 años y no pasé de la entrada porque un concejal presentaba un libro o algo así y lo cubrí para televisión. Así pues Katty y yo aprovechando un día de trabajo hemos decidido compaginar ambas cosas y volver a este pueblo blanco de Andalucía donde  se respira paz y se come mejor, aunque no precisamente barato, pero si una cocina de mucha calidad, resaltando el cabrito, para quien lo pueda comer y como pescado, bordan el rape, os recomiendo “La Bodeguita de Enmedio”.

A los nacidos en este pueblo se les llama casareños o “Jopúos”, aunque este último término lo toleran poco.

Las calles de Casares te sumergen en pasajes dignos de Lorca, eso si, las mejores piernas de la provincia están en cada chico y chica del pueblo, por que todo es una continua cuesta.

El aparcamiento es gratuito, solo os diré que son 7 plantas y que puedes dejarlo todo el tiempo que quieras y además vigilado.

Ha sido un remanso de paz dentro de una semana guerrera, y lo mejor es que hemos pasado un día precioso en un lugar no menos precioso. Estamos sopesando irnos a vivir allí.

Anuncios

Archivado en: Viajes

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

twitter

View my FriendFeed

Wakoopa 2

Software tracking

Me visitan

Sigue esta campaña

Add to Technorati Favorites

Delicious

Top Clicks

  • Ninguna
A %d blogueros les gusta esto: