Pozo de luz

Icono

De todo un poco y un poco de todo

Dejad que los niños se acerquen a mí

La Iglesia Católica malinterpreta las palabras de Jesús, cuando este dijo. “dejad que los niños se acerquen a mí”. Lo ha demostrado claramente el tal cardenal cañizares al decir  “No es comparable lo que haya podido pasar en unos cuantos colegios” de Irlanda con “los millones de vidas destruidas por el aborto”  este miércoles en un programa de la televisión de Cataluña (TV3).

No se trata de Irlanda, sino de todo el mundo terrenal, monseñor, bueno, de mon nada, señor y por los pelos.  No me puedo poner en la mente de un pedófilo porque por más que algún lector piense que soy sucio, no tengo la mente tan pervertida como para exculpar, comparar, atenuar, ni siquiera defender a un señor que bajo unos hábitos esconde intenciones sexuales con una criatura menor de edad. La mente no me da para ello, parece ser que a los representantes de la Iglesia Católica si, y joderle la vida en el sentido literal de la palabra a un menor no es más que un pecadillo de tocamientos, que al parecer no tiene tanta importancia.

Y ya que vamos a hablar de cosas sucias y procaces, “El semanario católico del Arzobispado de Madrid, Alfa y Omega, publica un artículo en su último número titulado: La violación, ¿fuera del código penal?. El redactor jefe de la revista y autor del texto, Ricardo Benjumea, considera que: “Reducido el sexo a simple entretenimiento, ¿qué sentido tiene mantener la violación en el Código Penal?”.” (20 minutos.es dixit).

A este señor hay que darle de comer a parte. Yo creo que parafraseando a Pedro Ruíz y modificando un poco su frase ” El cura que come centolla, no es cura si non folla”. La castidad de la curia juega malas pasadas y hace que los duendecillos de la mente se trastoquen en pérfidos demonios que hacen a su vez que el subconsciente les traiciones y pongan a expensas del público sus verdaderos deseos sexuales.

Hay que estar muy enfermo para decir que forzar a una mujer o a un hombre a realizar el acto sexual no es delito. Eso o desearlo mucho, puesto que no se entiende que violar, la misma palabra lo dice, sea un acto consentido por ambas partes, un mero entretenimiento. Violar es mancillar, matar la inocencia, hacer a una persona morir en vida, llevar una pena y una rabia que le marca las relaciones personales a la persona violada hasta el fin de sus días.

¿Sería un entretenimiento darle por culo a quien defiende esas tesis  en mitad de un callejón, por la fuerza?. Pues por mucho que le gustara, no dejaría de ser una violación y por tanto un delito contenido en el código penal que, mal que le pese, tiene y tendrá cárcel.

En qué piensa la Iglesia???, ¿como puede caer tan bajo?

Anuncios

Archivado en: personal

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

View my FriendFeed

Wakoopa 2

Software tracking

Me visitan

Sigue esta campaña

Add to Technorati Favorites

Delicious

Top Clicks

  • Ninguna
A %d blogueros les gusta esto: