Pozo de luz

Icono

De todo un poco y un poco de todo

Tener miedo al cielo

Hoy antes de las cinco de la mañana me he despertado tras la típica pesadilla recurrente en mi vida en la que alguien entra en casa para hacernos daño a mi famlia y a mí. Antes de ello, he sentido la sensación que provoca la agorafobia en mi (mareo, vértigo, dificultad respiratoria, nerviosismo, alerta injustificada, miedo al exterior), puesto que estaba tumbado boca arriba en el suelo entre grandes edificios y con un terrible miedo a mirar al cielo. La única salvación es correr a un sitio seguro, generalmente mi casa, o algún lugar muy conocido en el que encuentre arropo. Tengo miedo al cielo y ganas de llorar, ese ha sido mi despertar.

Temer al cielo, a los espacios abiertos, a los edificios altos, a las muchedumbres es la base de esta enfermedad.  Estoy en pleno ataque de ansiedad, de manera que el simple hecho de que sonara ahora mismo el teléfono pienso que me podría costar un infarto (nadie se muere por la ansiedad y menos por la agorafobia). Pero es muy desagradable vivir con una enfermedad incomprendida y a la que los médicos de la seguridad social y lo que no lo son, solo saben darte pastillas que en realidad lo que hacen es desconectarte de tu verdadero yo y convertirte en un mero consumidor de ansiolíticos, el verdadero soma del siglo XXI,  para que te calles y te duermas un rato, que no han estudiado tantos años para acabar preocupándose por un paciente.

Quiero, necesito curarme, pero no a base de pastillas, sino de cojones o de terapia, algo que aqui en mi zona no es más que una mera ilusión. Es más , El servicio andaluz de salud , el SAS, solo te trata un año y a base de medicación, según la Unidad de Salud Mental de Estepona  y creo que lo necesario son terapias y médicos implicados (que no parezcan que te esperan en su cosulta de pago, a 100€ la hora) en esta enfermedad que sufre más gente de la que pensamos, pero que pocos tenemos cojones de admitir.

Personalmente he progresado hasta limites insospechados gracias a no amilanarme y echarle cara a esta enfermedad, ante la incomprensión de mis compañeros y de algunos de mis jefes (que confunden agorafobia con fragilidad en la personalidad), nunca de mi mujer, que siempre me ha apoyado y animado en todo. Pero no quiero más noches como estas ni más pastillas y estoy harto de que cuando mejor me encuentre me visite el fantasma del cielo abierto.

Ya que nadie me ayuda y que si existen terapias no están sufragadas por la Seguridad Social, (en Andalucía podria cambiarme el sexo gratis antes que se me tomara en serio por esta dolencia), quiero investigar y contar todo lo que me pasa y me pase y compartirlo o dejarlo aquí de manera que te sirva si la sufres o me ayudes si has mejorado.

Lo peor de todo es que despues de cada ataque lo único que quiero es paz, que me dejen dormir y que se pare el mundo, solo un rato… y que se encapote el cielo, por favor.

(por cierto, llevo un prisdal 20 en el cuerpo, junto con un trankimazin retard de 0,5 y un alzalopram de 1), ¿Qué me dice doctor?, ¿Cómo estoy aún despierto?.

Archivado en: Agorafobia

agosto 2017
L M X J V S D
« Dic    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

twitter

View my FriendFeed

Wakoopa 2

Software tracking

Me visitan

Sigue esta campaña

Add to Technorati Favorites

Delicious

Top Clicks

  • Ninguna